La FEATF presta especial interés en la formación continua a la hora de renovar las acreditaciones de los Terapeutas Familiares, que deben tramitarse cada 5 años.

La formación de cualquier profesional, y aún más la del psicoterapeuta, es un proceso continuo a lo largo de nuestra carrera profesional, que precisa de una continua actualización, para que los diversos avances, tanto en las conceptualizaciones teóricas como en las habilidades técnicas, puedan ser incorporados por los profesionales de forma que, al igual que la familia cambia, también lo haga la forma de tratarla.

Los criterios que establece la FEATF con los respecto a la formación continua son los siguientes:

Un total de 40 horas de formación en seminarios de la federación, sus asociaciones, los centros acreditados o en centros/formadores de reconocido prestigio, entre los cuales se incluye la asistencia, al menos, a unas jornadas o congreso con contenidos en Terapia Familiar. En casos excepcionales, se considerará la equivalencia de otras actividades de formación continuada como investigaciones, publicaciones y estancias de formación. Todas ellas podrán ser acreditadas mediante certificaciones.

El Congreso Nacional de Terapia Familar de Cartagena será reconocido como 20 horas de formación continua computable para la reacreditación de Terapeutas Familiares y Expertos en Intervenciones Sistémicas.